Antes de cocinar el bacalao hay que desalarlo para disminuir el contenido de sal.

  • Hay que desalar el pescado en un ambiente refrigerado y por lo general se necesitan tres días para ello.
  • Se llena un recipiente grande de agua fría y se le pone dentro el bacalao.  
  • Se aconseja usar proporciones de aproximadamente 3 litros de agua por un kilo de pescado, y cambiar el agua por lo menos tres veces durante el proceso de desalación
    • Si se desala el bacalao en agua corriente es suficiente dejarlo remojar por un día.
    • Si se cambia el agua dos veces, se aconseja usar 5 litros de agua por cada kilo de pescado. Después de 36 horas se cambia el agua y se usan entonces 5-6 litros de agua que se dejan de nuevo por 36 horas.
    • Si no se cambia nunca el agua para desalar el pescado, se tienen que utilizar 18-20 litros de agua por cada kilo de pescado.
  • Hay que tomar en cuenta que los trozos de pescado pueden tener un espesor muy variable. Se desalan más rápidamanete aquellos trozos que son más delgados, mientras que los trozos gruesos se desalan más lentamente. Habrá que alargar el tiempo de desalación para llegar a un equilibrio entre los trozos más gruesos y aquellos más delgados y el agua.
  • Cuando se termine de desalar el pescado hay que considerar que se le ha quitado el medio de conservación y se tiene que cuidar de que no se eche a perder. De hecho, hay que refrigerar o congelar el bacalao desalado como si fuera pescado fresco si no se cocina de inmediato.

is

gb

es